Microcemento Topciment

Microcemento Vigo

Amplia tu espacio con Microcemento

DIFERENCIAS ENTRE EL CEMENTO PULIDO
Y EL MICROCEMENTO

El cemento
El cemento es un aglomerante que reacciona al agua, de aspecto uniforme y que endurece al secar. Es el cemento tradicional considerado desde siempre como un material de construcción. El cemento pulido sería un efecto de acabado del mismo, que se trabaja con un pulidor durante la fase de fraguado y que precisa juntas. Al realizarse con cemento tradicional, con el tiempo, el cemento pulido acaba agrietándose.

El cemento pulido presenta un efecto de juntas no deseado, pero en este caso resulta imprescindible.

Asimismo, el cemento pulido, debido a su peso, requiere que se aligeren al máximo los suelos en cuanto se aplica en un piso, razón por la que no es recomendable en viviendas, además de otros inconvenientes.

El Cemento pulido

El espesor : Se recomiendan 7 centímetros como mínimo. (120kg/m2).

El mallazo : Es obligatorio usarlo para darle estructura y un mínimo de resistencia al tránsito, a los cambios térmicos y las grietas.

Las resinas : Mejoran la elasticidad del cemento reduciendo la aparición de grietas.

Las juntas : La visualización de juntas no es deseable, pero en este caso sí son necesarias para reducir el riesgo de grietas provocadas por el uso de agua en el proceso (el cemento al secarse provoca griegas). Separando las juntas a 5 metros máximo permite reducir, pero nunca eliminar, el riesgo de fisura en el pavimento.

Proceso de aplicación

Una vez preparada las superficie donde se va a trabajar, se coloca el mallazo y se vierte el mortero.

En cuanto el mortero ha sido colocado, se nivelan las superficies con un regle, el cual deberá ser lo más largo posible según el espacio y la habilidad del operario. Es en esta fase donde las burbujas de aire tienen que evacuar.

Seguidamente, empieza la fase de fraguado, siendo primordial la experiencia y destreza del albañil que la lleve a cabo pues debe evaluar cuando el suelo es lo suficientemente sólido como para soportar su peso y el trabajo de la fratasadora y, entonces, empezar a compactar y a pulir el mortero de cemento y aditivos. Este proceso debe realizarse mientras quede suficiente humedad como para esparcir los polvos de cemento y colorantes para que adhieran eficazmente.

El microcemento

Para obtener el microcemento decorativo se rompe la molécula de cemento tradicional para crear moléculas más pequeñas, consiguiendo así una porosidad y una resistencia incomparables con el cemento y demás derivados. El microcemento no agrieta y no necesita juntas, presentando un pavimento continuo sin cortes y condicionado únicamente a los límites de la superficie donde se quiera aplicar.

Al resultar en un espesor mínimo y en una adherencia máxima hace que este revestimiento pueda ser colocado sobre cualquier superficie sin necesidad de desescombro.

Solicite presupuesto

 

Topciment +34 963 92 59 89 info@topciment.com | Aviso Legal y Política de privacidad | Uso de cookies